Machado Libros LOS CINCO ESTIGMAS DEL ÉTER. VALLA DE MELILLA / RADIOGRAFÍA DE PUTA Y POETA / LOS BÁRBAROS / ISLA DE SESGOS / ESTRUCTURA ABISAL DE LA MELANCOLÍA

Mi cuenta registrate

MONOGRAFÍASVER TODAS 

Boletín de Novedades

Subscríbete a nuestras novedades

LOS CINCO ESTIGMAS DEL ÉTER
Título:
LOS CINCO ESTIGMAS DEL ÉTER. VALLA DE MELILLA / RADIOGRAFÍA DE PUTA Y POETA / LOS BÁRBAROS / ISLA DE SESGOS / ESTRUCTURA ABISAL DE LA MELANCOLÍA
Subtítulo:
Autor:
MORÓN, ANTONIO CÉSAR (1978)
Ficha técnica
Editorial:
FUNDAMENTOS
Año de edición:
2018
Materia
Teatro
ISBN:
978-84-245-1369-6
Páginas:
222
Encuadernación:
Rústica
Disponibilidad:
Disponibilidad inmediata
Colección:
Espiral / Teatro

Descuento

-5%

Antes:

12,00 €

Despues

11,40 €

En Los cinco estigmas del éter, el lector no acude al teatro como forma de escapismo y evasión, sino que se asoma a la cercanía del apocalipsis en un acto valiente de autoexploración y crítica. Antonio César Morón vuelve a sobrecogernos con estas cinco obras en las que distopía y realidad recorren de la mano el interior de nuestra
conciencia. Las piezas golpean porque retratan universos imaginados y a un tiempo aterradoramente cercanos: la explotación del inmigrante, el intercambio mercenario de sexo, la vigilancia de nuestras mentes a través de la publicidad, la ocupación del cuerpo de la mujer o la compra-venta de vidas humanas. Un paisaje tan habitual que
hemos aprendido a no verlo para lograr sobrevivir.
En Valla de Melilla, Morón versifica el problema social surgido tras la construcción del muro alambrado, última frontera entre Europa y África. La inmigración es elemento
fundamental también de Radiografía de puta y poeta, retrato de la necedad de un mundo que comercia con sexo y versos de amor. En Los bárbaros, el escaso valor de la vida humana se negocia entre gente que desconoce su propia identidad. Isla de Sesgos cuestiona la utilidad de una resistencia que combate el abuso con la esterilidad de cuerpo y alma. Por último, Estructura abisal de la melancolía, pese a ser quizás el relato más futurista, se reconoce tan próximo que estremece, con su publicidad invasiva y el consumo como herramienta impuesta para
escapar a nuestra miseria.