Machado Libros EL CRISTIANISMO DESENMASCARADO. O EXAMEN DE LOS PRINCIPIOS Y EFECTOS DE LA RELIGIÓN CRISTIANA

Mi cuenta registrate

MONOGRAFÍASVER TODAS 

Boletín de Novedades

Subscríbete a nuestras novedades

EL CRISTIANISMO DESENMASCARADO
Título:
EL CRISTIANISMO DESENMASCARADO. O EXAMEN DE LOS PRINCIPIOS Y EFECTOS DE LA RELIGIÓN CRISTIANA
Subtítulo:
Autor:
HOLBACH (1723-1789) [PAUL-HENRICH DIETRICH]
Ficha técnica
Editorial:
VALDEMAR
Año de edición:
2017
ISBN:
978-84-7702-858-1
Páginas:
256
Encuadernación:
Rústica
Disponibilidad:
Disponibilidad inmediata
Colección:
El club Diógenes

Descuento

-5%

Antes:

9,50 €

Despues

9,03 €

El barón d'Holbach nació en 1723 cerca de Karlsruhe,
Alemania, y a los doce años se trasladó a París con un tío suyo,
del que heredó su título nobiliario. Adquirió una sólida educación
científica en la Universidad de Leyden, y en 1750 se instaló
definitivamente en París. Gracias a la fortuna familiar
pudo dedicar su vida al estudio y la investigación.
Escribió numerosos artículos para la Enciclopedia de Diderot
así como diversos ensayos de filosofía y antirreligiosos.
Su casa de París se convirtió en el salón intelectual más radical
de la Europa del XVIII. Los jueves y domingos invitaba a cenar
a un grupo de hombres de letras y filósofos, y se discutía
con tolerancia y buen humor de filosofía, religión y política.
A estas cenas asistieron Diderot, Rousseau, d'Alembert,
Hume, Adam Smith y Helvetius, entre otras mentes brillantes.
El cristianismo desenmascarado (1766), obra del barón
d'Holbach, aunque en la portada figuraba como autor su difunto
amigo Nicolas Boulanger con el fin de eludir el exilio o la prisión
debido a su contenido antirreligioso. Alabado por Voltaire
(«Mi enhorabuena al autor enmascarado del desenmascarado»),
el prefacio de este ensayo trata sobre si la religión
es realmente necesaria o sólo útil para el sostén de los imperios.
La segunda parte examina la moral cristiana y pretende probar
que no tiene ninguna ventaja sobre el resto de morales del mundo.
Finalmente, en la tercera parte, d'Holbach trata de demostrar que
el cristianismo ha tenido los efectos más funestos para la humanidad.