Machado Libros CUESTIÓN DE PIEL. TODO LO QUE NO SABÍAMOS SOBRE NUESTRO ÓRGANO MÁS EXTENSO

Mi cuenta registrate

MONOGRAFÍASVER TODAS 

Boletín de Novedades

Subscríbete a nuestras novedades

CUESTIÓN DE PIEL
Título:
CUESTIÓN DE PIEL. TODO LO QUE NO SABÍAMOS SOBRE NUESTRO ÓRGANO MÁS EXTENSO
Subtítulo:
Autor:
ADLER, YAEL
Ficha técnica
Editorial:
URANO
Año de edición:
2017
ISBN:
978-84-7953-986-3
Páginas:
336
Encuadernación:
Rústica - Plastificada
Disponibilidad:
Disponibilidad inmediata

Descuento

-5%

Antes:

18,00 €

Despues

17,10 €

? La Dra. Yael Adler es dermatóloga y miembro de diversas asociaciones de medicina y dermatología. Tras numerosas publicaciones científicas, "La piel" es su primera obra dirigida a una audiencia más amplia.
? Una obra llamada a convertirse en un bestseller, como ya lo hiciera "La digestión es la cuestión" de Giulia Enders.
? Un libro fascinante que nos cuenta todo lo que hay que saber sobre el órgano más grande de nuestro cuerpo: la piel.

La piel es un órgano fascinante, el más extenso del cuerpo humano. Con casi dos metros cuadrados de extensión, la piel nos protege de intrusos externos, como patógenos, toxinas y alérgenos. También es nuestro particular sistema de ventilación, que evita que nuestro cuerpo se sobrecaliente, se enfríe demasiado o se deshidrate. Envuelve por fuera todo cuanto llevamos dentro y es un medio de comunicación altamente sensible. Sin la piel no habría excitación, ni sexo.

No en vano la piel está muy presente en nuestro lenguaje cotidiano: tenemos las emociones «a flor de piel», se nos pone «la piel de gallina», nos metemos «en la piel» de otra persona y nos «dejamos la piel» en algo.

En este libro revelador y ameno, la dermatóloga Yael Adler rastrea nuestra piel y nos cuenta todo cuanto queríamos saber sobre este órgano, sin pasar por alto el efecto del sol, pústulas, arrugas, hongos y otros tabús. De forma ilustrativa y con un estilo apasionado, esta obra nos explica por qué el sexo embellece, por qué los hombres no tienen celulitis y por qué razón la piel se comporta con inteligencia cerebral.